viernes, 6 de enero de 2012

Buenos Aires: Bares y restaurantes 100 por ciento libres de humo

En las últimas horas entró en vigencia una modificación a la ley antitabaco porteña que prohíbe los salones para fumadores. Ya no se permite el cigarrillo en ningún espacio cerrado con acceso público en toda la Capital Federal. En la provincia de Buenos Aires aún está permitido

La ciudad de Buenos Aires comenzó a aplicar desde ayer la modificación a la ley antitabaco, votada en la Legislatura en diciembre de 2010, que prohíbe cualquier excepción a la norma, por lo que desde ahora los bares y restaurantes porteños serán 100% libres de humo.

Los salones para fumadores fueron construídos dentro de algunos locales gastronómicos a partir de 2005, cuando mediante el artículo 21 de la ley 1799 de control de tabaco, se permitía la habilitación de áreas para fumar de más de 100 m2 con ciertos requisitos: en todos los casos, las áreas para fumadores debían estar señalizadas, apartadas de las zonas de paso y tenían que contar con sistemas de purificación de aire.

De esa manera, los comerciantes se aseguraban la concurrencia de los clientes fumadores, incluoso corrían con ventaja respecto de los que no contaban con salón exclusivo, pero al mismo tiempo ponía en riesgo a los trabajadores que estaban en contacto con el humo. Y, tal como está comprobado, el tabaco es causa de enfermedad y hasta muerte de fumadores pasivos.

Si bien la mayoría de los bares y restaurantes porteños ya habían cerrado estas áreas, ayer se cumplió el plazo establecido para prohibirlas definitivamente, por lo que ya no habrá excepción.

En junio de este año fue promulgada de la ley nacional contra el consumo de tabaco, por lo que se espera que poco a poco todo l territorio nacional se sume a la medida. Sin embargo, en Buenos Aires y otras provincias del interior, todavía se permite el consumo de cigarrillo en lugares cerrados, como bingos y lugares nocturnos, o incluso en las áreas destinadas para eso.


Fuente: www.infobae.com

2 comentarios:

Julia dijo...

Me encanta esto de que se promulgue la ley anti tabaco y cada vez sean más los lugares libres de humo...
porque recuerdo una epoca era tal lo molesto del cigarrillo que no quedaba otra que pedir delivery

adm dijo...

Nos ha costado a los no fumadores el derecho a respirar, que no es por perjudicarles a ellos, sino por preservar nuestro derecho básico a nuestra salud.

Muchos se resistian y lo veian como una invasión a su ancentral derecho a fumar en todos lados, hoy ellos mismos pueden disfrutar del veradadero sabor de una buena comida.

Ahora nos toca defender lo conseguido y hacer que se respeten las leyes anti tabaco.

Joan