miércoles, 10 de febrero de 2010

La Pompeu descubre la proteína que causa la recaida en los exfumadores

• El estrés, el ambiente y un nuevo contacto con el tabaco reactivan el vicio


Fernando Berrendero, el jefe del equipo de científicos que ha descubierto la proteína que hace recaer en el consumo de tabaco. Foto: ACN / GUILLEM SÁNCHEZ
Fernando Berrendero, el jefe del equipo de científicos que ha descubierto la proteína que hace recaer en el consumo de tabaco.
Investigadores de la Universitat Pompeu Fabra han descubierto una proteína que activa las ganas de fumar en las personas que ya hace tiempos que han abandonado el tabaco.

Las personas que recaen, resume el farmacéutico Fernando Berrendero, jefe del equipo, lo hacen por tres motivos diferentes: "Por estrés, por factores asociados al ambiente o por un nuevo contacto con la droga", ha asegurado Berrendero. Los resultados de este estudio se publican este martes a la revista Journal of Neuroscience.

Gran adicción

En los tres casos una proteína activa de nuevo el deseo de fumar, y muchos exfumadores recaen. Si se consigue inhibir los receptores de esta proteína, "las personas no sentirán ganas de fumar en ninguna de estas tres situaciones", ha afirmado el farmacéutico.

"El tabaquismo es uno de los hábitos de consumo que causa más adicción, además de importantes problemas de salud a los fumadores. Esta adicción comporta una pérdida del control sobre su consumo y un síndrome de abstinencia al dejar de fumar que favorece la recaída en el hábito, incluso tras largos periodos de abstinencia", ha dicho Berrendero.

Estudio en ratones

Los tratamientos de deshabituación al tabaco tienen como principal objetivo evitar la recaída. Un estudio realizado por investigadores del Laboratorio de Neurofarmacologia del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud (CEXS) de la Universitat Pompeu Fabra, conjuntamente con científicos de la Universidad de Stanford ha puesto de manifiesto que las hipocretines, una proteína, juegan un papel importante en la recaída en este hábito.

El estudio es parte de la tesis doctoral que está llevando a término la investigadora Ainhoa Plaza-Zabala bajo la dirección del profesor Fernando Berrendero, coautor del trabajo. Este trabajo se ha llevado a cabo bajo la administración de nicotina en ratones.

Modular la ansiedad

Las principales conclusiones que se extraen del trabajo de los investigadores de la UPF es que las hipocretines juegan un papel crucial en la modulación de los episodios de ansiedad derivados de los efectos de la nicotina y en los procesos neurobiológicos subyacentes a la recaída en el hábito de fumar.

2 comentarios:

Locomotrova y/o la Lucre dijo...

Joan:
Sinceramente, creo que no deberías publicar ningún tipo de información acerca de quienes hacen estudios en animales. Por muy ratones que sean, son víctimas de la ambición y de la supuesta 'superioridad' humana frente a las otras manifestaciones de vida en la tierra.

Joan Baeza Ransanz dijo...

Yo amo a los animales y siempre que puedo apoyo las causas para la erradicación de su explotación y sufrimiento.

Me parecióue por encima de este condicionante debia informar de un avance cientifico importante que puede salvar a millones de personas.

Vivimos rodeados de ontradicciones, abusamos del consumo de energia, por ejemplo, y no queremos mas centrales eléctricas, pedimos mas carceles pero no al lado de casa ...

Supongo que es inevitable experimentar con animales, no entiendo otro modo de saber si una medicación es certera.

Joan